Vivir es un regalo, un privilegio. Y aunque la vida no es perfecta, podemos ser felices reconociendo que vale la pena vivir, gozar y dar lo mejor de nosotros mismos cada día a pesar de las dificultades.

Tal vez has leído o escuchado algo como esto: “Puede que no todos los días sean buenos, pero hay algo bueno en cada día”, y es muy cierto… al final del día podemos reflexionar sobre lo que nos ocurrió, las conversaciones que tuvimos, las personas con las que tuvimos contacto, y podemos apostarte que al menos un momento será positivo, auténtico, y te hará sonreír; habrá hecho que por un segundo el mundo se detuviera y fueras feliz.

En Uniformes BIGBANG queremos compartirte algunas reglas y reflexiones sobre esto que llamamos vida.

Recuerda, vida sólo hay una.

¿Qué es la vida?

  • La vida es un desafío, afróntalo.
  • La vida es un don, acéptalo.
  • La vida es una aventura, ponla a prueba.
  • La vida es una pena, supérala.
  • La vida es una tragedia, encárala.
  • La vida es un deber, cúmplelo.
  • La vida es un juego, diviértete.
  • La vida es un misterio, desentráñalo.
  • La vida es una canción, interprétala.
  • La vida es una oportunidad, aprovéchala.
  • La vida es un viaje, efectúalo.
  • La vida es una promesa, cúmplela.
  • La vida es una belleza, alábala.
  • La vida es una lucha, empréndela.
  • La vida es una meta, alcánzala.
  • La vida es un acertijo, resuélvelo.

-          Madre Teresa de Calcuta.

 

Siete reglas para la vida

  1. Haz las paces con tu pasado
  2. Valórate. No te preocupes por lo que piensan los demás
  3. Dale tiempo al tiempo. El tiempo lo cura todo
  4. Busca la paz, la tranquilidad y la alegría dentro de ti
  5. No compares tu vida con la de otros
  6. A veces no hay respuestas. ¡Acéptalo y avanza!
  7. ¡Sonríe! No tienes todos los problemas del mundo

Las cuatro direcciones de la vida

  1. Delante, para saber a dónde se dirige
  2. Detrás, para recordar de dónde viene
  3. Debajo, para no pisar a nadie
  4. A los lados, para ver quién los acompaña en momentos difíciles

 

Reflexión diaria

Sé fuerte. No importa lo que estés pasando ahora, ninguna pena es para siempre, tu situación mejorará. Llora si tienes que llorar, pero después ten valor y levántate, seca las lágrimas y sigue adelante: nunca te detengas. – Anónimo.

No olvides vivir tu propia vida. Toma decisiones, cáete, levántate, ama, perdona, supera tus miedos, haz eso que no imaginaste, ríe, comparte tu tiempo, ayuda, permítete estar triste, llora, aprende cosas nuevas, conoce nuevos lugares, rodéate de personas que te hagan mejor… ¡CREA TU PROPIO DESTINO!

Sólo se vive una vez, pero si lo haces bien, una vez puede ser suficiente – Mae West. 

 

¡Gracias por leernos! Hasta la próxima.

 

¿Te gustó?, Regálanos un like:

    6 likes