Josephine Esther Mentzer nació en Nueva York en 1908 y murió en su ciudad natal en 2004 a la edad de 95. Su familia la llamaba Estee y cuando ella creció ella agregó una tilde para hacer su nombre sonara francés. Era una mujer emprendedora americana que fundó con su marido, José Lauter (más adelante Lauder) una compañía de cosméticos.

Estée ha sido la única mujer que apareció en 1988 en la Revista Time en la lista de los 20 emprendedores más influyentes del siglo XX. A lo largo de su vida recibió muchos premios, incluyendo la Legión de Honor de Francia y la Medalla Presidencial de la Libertad de los Estados Unidos.

La Legión de honor es la más alta distinción francesa para reconocer méritos tanto militares como civiles y fue establecida por Napoleón Bonaparte en 1802. La Medalla Presidencial de la Libertad es un premio otorgado por el Presidente de los Estados Unidos y es el mayor reconocimiento a civiles en los Estados Unidos.

Su sueño de la niña era convertirse en actriz y ver su nombre en luces, entre flores y con hombres guapos. Cuando creció, aceptó ayudar a su tío, el Dr. John Schotz, un químico, en su negocio, New Way Laboratories, que fabricaba productos de belleza como cremas, lociones, colorete y perfumes. Ella prefirió este negocio en lugar del de su padre. Disfrutaba viendo a su tío crear sus productos, y él le enseñó a limpiarse la cara y a hacer masajes faciales. Después de graduarse, dedicó toda su atención al negocio de su tío.

Estée inició su compañía en 1946 —con su esposo Joseph Lauder— para producir cosméticos en la ciudad de Nueva York. Empezaron con cuatro productos: Cleansing Oil —aceite de limpieza—, Skin Lotion —loción para la piel—, Super Rich All Purpose Creme —crema súper rica para todo uso— y Creme Pack. Dos años más tarde, en 1948, obtuvieron su primera cuenta en tiendas departamentales, con Saks Fifth Avenue en Manhattan.

Durante 15 años continuaron vendiendo sus productos en los Estados Unidos. En 1960 comenzaron con su primera cuenta internacional en Londres, en Harrods, una tienda departamental. Un año más tarde abrieron una oficina en Hong Kong.

En la década de 1990, las adquisiciones de marcas y los acuerdos de concesión de licencias contribuyeron al crecimiento explosivo y la compañía se transformó de una empresa familiar a una organización controlada por la familia y que cotiza en bolsa. El 16 de noviembre de 1995, las empresas Estée Lauder se hicieron públicas en la Bolsa de Nueva York. Hoy en día el crecimiento de Estée Lauder continúa de una manera que no parece no tener fin.