Se acerca el Día de Muertos, una de las celebraciones más importantes y representativas en la cultura mexicana, y no me dejarán mentir, conforme se acerca la fecha es más común ver en diversos establecimientos y panaderías el tradicional pan de muerto, con su característico y delicioso aroma, que en Uniformes BIGBANG nos encanta.

La pregunta es, ¿por qué un alimento se ha vuelto tan relevante y esperado por todos?

 

Origen

La elaboración de este pan se remonta a la época de los sacrificios humanos y a la llegada de los españoles a la entonces Nueva España (ahora México), en 1519. 

Cuentan que era un ritual en el México de antes de la conquista que una princesa fuera ofrecida a los dioses, su corazón aun latiendo se introducía en una olla con amaranto y después quien encabezaba el rito mordía el corazón en señal de agradecimiento a un dios. 

Los españoles rechazaron ese tipo de sacrificios y elaboraban un pan de trigo en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, simulando la sangre de la doncella. Así surgió el pan de muerto.

El pan de muerto es un reflejo de la fusión entre dos mundos: el prehispánico y el español, entre la alegría de los pueblos mexicanos por festejar a la muerte y el tradicional uso del trigo en el mundo católico europeo.

 

Forma y significado

El pan de muerto sigue siendo un tipo de pan especial que se prepara en México únicamente para celebrar el Día de Muertos.

Su peculiar decoración expone muchos de los símbolos que enmarca esta tradición.

  • Protuberancia central: coronando la parte central del pan, se observa una protuberancia que representa el cráneo de un esqueleto del que se desprenden cuatro canelillas o hileras de pan en forma de huesitos.
  • Huesitos: colocados en forma de cruz, simbolizan los cuatro rumbos del universo en la cosmogonía prehispánica, aunque también se les asocia con los cuatro puntos cardinales relacionados con divinidades como Quetzalcóatl, Huitzilopochtli, Tezcatlipoca y Xipetotec.
  • Forma circular: representación del ciclo constante que transcurre entre la vida y la muerte.

 

Sabores

  • Azucarado
  • Con ajonjolí de Puebla
  • Azucarado de la Mixteca (azúcar roja)
  • De vainilla o naranja
  • Con pan y cubierta de chocolate

El pan de muerto hoy en día es uno de los componentes más importantes de las ofrendas dedicadas a los fieles difuntos que regresan a reencontrarse con sus familias el 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre de acuerdo a la celebración del Día de Muertos y aunque conforme ha pasado el tiempo en distintas partes de México se han instituido diferentes formas de preparación, el azucarado suele ser el más común y comercial.

¿Cuál es tu favorito?, ¿Te gusta esta celebración? Déjanos un comentario.

¿Te gustó?, Regálanos un like:

    2 likes