La palabra justicia viene del latín jus y significa derecho o ley. El Diccionario Oxford del Idioma Inglés define como persona justa a aquella que hace lo que es moralmente correcto. Ofrece como sinónimo la palabra equitativo. Sin embargo, hay muchas definiciones de justicia dependiendo de diversos puntos de vista, como son el legal, ético, moral, religioso, filosófico y otros más. Para muchos, justicia se refiere a equidad. Pero, mientras que justicia es importante para casi todos, tiene distintos significados para diferentes grupos. Por ejemplo, justicia social es el concepto de que cada persona merece las mismas oportunidades económicas, políticas y sociales, sin importar su género, religión o raza.

Desde un punto de vista ciudadano, es lo que cada uno de nosotros como individuo considera correcto de acuerdo con su educación, moralidad, racionalidad y conceptos de equidad y rectitud. A la luz del principio democrático de estado de derecho, significa que las decisiones deben tomarse de acuerdo con la ley, ya que nadie está por encima de ella. Da certeza de que las personas que detentan el poder no tomen de manera arbitraria e impredecible decisiones que afectan nuestra vida, basándose en sus convicciones, prejuicios o conveniencia personales.

El estado de derecho nos protege ya que nos asegura que las leyes se apliquen a todos en forma igual, que aquellos que llevan a cabo el ejercicio del gobierno lo hagan basándose en la ley y no en su punto de vista personal, de manera que nadie tenga poder absoluto sobre nuestra vida. El estado de derecho sólo puede funcionar correctamente cuando las cortes operan de manera independiente, equitativa, pública y transparente.

Para autores como Kant, la justicia es una virtud por la cual respetamos la libertad, autonomía y dignidad de los demás, y por la cual no interfiramos con su voluntad mientras que no violen los derechos de terceros

Tal vez la definición de justicia más sencilla y ampliamente aceptada es
justicia = equidad.