¿En qué consiste el movimiento Ciudades Verdes? Un artículo en la página web de The Christian Science lo describe como una asociación libre de ciudades que se dedican a ser sustentables, que abarcan miles de áreas del mundo que se esfuerzan en disminuir su impacto urbano reduciendo los residuos sólidos, reciclan cada vez más, reducen las emisiones, aumentan la densidad de casas habitación a la vez que expanden los espacios libres, y promueven el desarrollo de negocios locales sustentables.

Ciudades sustentables. Son ciudades en las que los habitantes se dedican a minimizar sus necesidades de energía, agua, comida, residuos, generación de calor, contaminación del aire, CO2, metano y contaminación del agua. Algunas de esas ciudades son: Copenhague, Dinamarca; Ámsterdam, Holanda; Estocolmo, Suecia; Berlín, Alemania; Portland, Óregon; San –Francisco, California; Ciudad del Cabo, Sudáfrica; Helsinki, Finlandia; Vancúver, Canadá; y Reikiavik, Islandia. Hay otra lista que considera las siguientes ciudades: Copenhague, Estocolmo, Vancúver, Oslo, Singapur, Nueva York, Berlín, Helsinki, París y Tokio. Nótese que las capitales de los países escandinavos aparecen en ambas listas, y lo mismo sucede con otras listas.

¿Estás haciendo algo para que tu ciudad quede en estas listas?

¿Es Copenhague la ciudad más verde del mundo? Si todavía no lo es, pronto lo será. Esta ciudad ya obtuvo el título de ser la Capital Europea Verde 2014 y el sobrenombre de Capital de los Encuentros de Sustentabilidad, por lo que es reconocida como la capital más amigable de todo el mundo con el medio ambiente.

Copenhague también fue catalogada número en el Índice Mundial de Economía Verde 2014 --2014 Global Green Economy Index— y volvió a ganar esa posición en septiembre del año pasado. El índice mide tanto el desempeño económico verde de 50 ciudades como la forma en que los expertos evalúan ese desempeño. La ciudad quiere ocupar en 2025 el primer lugar como la capital con la menor emisión de carbono. Es un plan ambicioso que requiere acciones realistas a largo plazo. Por ejemplo, en 2011 Copenhague redujo 21% las emisiones de CO2 en comparación con las de 2005. Y hoy en día ha establecido un record ya que el 71% de las habitaciones de hotel de la ciudad cuentan con un certificado ecológico oficial.

Si este artículo te ha parecido interesante, compártelo.