En enero de 2018 un grupo de exploradores de cuevas descubrió que dos cavernas que parecían ser independientes estaban unidas y formaban una cueva de 344 kilómetros de largo. Los sistemas originales eran Sac Actun y Dos Ojos, ubicados en la Península de Yucatán. Ahora son un solo sistema que es la mayor cueva submarina del mundo y, además, es posible que otras cuevas cercanas estén interconectadas a este nuevo sistema que podría seguir creciendo hasta tener más de 347 kilómetros.

Robert Schmittner es Director del Proyecto de Exploración del Gran Acuífero Maya (GAM). Él y su equipo de buzos especializados en cuevas en marzo de 2017 empezaron a buscar interconexiones entre las diversas cuevas, túneles y galerías. Durante catorce años habían estado buscando conexiones en este laberinto hasta que por fin tuvieron éxito y encontraron la mayor cueva submarina del mundo.

Antes se consideraba al Sistema Ox Bel Ha de 267 kilómetros como el más largo. El segundo era Sistema Sac Actun de 260 kilómetros, el Sistema Koal Baal de 91 kilómetros era el tercero, y el Sistema Dos Ojos de 83 kilómetros era el cuarto. De acuerdo con las reglas de espeleología para nomenclatura de cuevas, cuando dos cuevas se unen el nombre de la mayor prevalece sobre el de la menor, el cual deja de usarse. Como Sac Actun se conectó con Dos Ojos, Sac Actun se convierte en el mayor sistema (347 kilómetros) y podría seguir creciendo. Por ejemplo, es posible que La Madre de Todos los Cenotes esté conectada con Sac Actun.

San Actun es una importante reserva de agua dulce con una gran cantidad de especies de flora y fauna, algunas de las cuales se han extinguido —sólo se encontraron fósiles—. Hay muchos sitios arqueológicos en la cueva que fueron parte de la cultura maya. Otra consecuencia importante de este descubrimiento es la gran reserva de agua potable para la Península de Yucatán.