El Día de la Independencia es una fiesta mexicana para celebrar el Grito de Independencia del 16 de septiembre de 1810 que inició una guerra contra el régimen de los españoles que dominó a México durante más de tres siglos. El llamado a la independencia lo hizo el sacerdote llamado Miguel Hidalgo y Costilla Gallaga para iniciar la lucha armada que puso fin al dominio de España sobre el territorio de la Nueva España. Este acontecimiento ocurrió alrededor de las cuatro de la madrugada en la Ciudad de Dolores, en la parte norte central del Estado de Guanajuato.

Hoy celebramos el Grito de Independencia el 15 de septiembre porque en los días del Presidente Porfirio Díaz el 15 era su cumpleaños y esa noche había una fiesta de cumpleaños. Después de la fiesta, en la madrugada del 16, o una larga noche del día 15, había una ceremonia en recuerdo del Grito de Hidalgo. Debido a que la ceremonia se hacía después de la medianoche, muy tarde para aquellos que habían asistido a la fiesta de cumpleaños, la ceremonia se trasladó a la medianoche de 15, y algunos años después, a las once, y luego a las diez, como es hoy.

El Grito de Independencia. Aunque no se sabe con certeza cuáles fueron las palabras exactas de Hidalgo, muchos mexicanos creen que fueron:

¡Viva la Virgen de Guadalupe!

¡Viva México!

¡Viva Fernando 7º!

¡Muera el mal gobierno!

El día de hoy la Ceremonia del Grito tiene un formato protocolario:

¡Mexicanos!

¡Vivan los Héroes que nos dieron  Patria y Libertad!

¡Viva Hidalgo!

¡Viva Morelos!

¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!

¡Viva Allende!

¡Vivan Aldama y Matamoros!

¡Viva la Independencia Nacional!

¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

El ejército de Hidalgo —los insurgentes— luchó contra los soldados españoles para obtener la independencia de México. Sin embargo, Hidalgo fue capturado y ejecutado el 30 de julio de 1811. Otros líderes, como Morelos, continuaron la lucha. La independencia de México fue declarada hasta el 27 de septiembre de 1821.