En México la primera celebración oficial del Día de las Madres fue el 10 de mayo de 1922. Hoy en día ésta es la ocasión perfecta para expresar la grandeza de la maternidad. Los jóvenes y las personas mayores agradecen a su mamá todo el esfuerzo que dedicaron por años para sacar adelante a sus hijos. Todo el mundo rinde homenaje y muestra respeto a su mamá por todo el amor y afecto que le dio y hace todo lo posible por mostrar su amor y consideración a su mamá, o a las que van a ser madres, y a las abuelas. Todos se esfuerzan para hacer que este día sea recordado toda la vida. El día ha ganado popularidad a lo largo de los años y también se celebra en otros países del mundo.

En algunos lugares de México, después de que se estableció la celebración del Día de las Madres, el evento tomó un sesgo religioso y este día se empezó a venerar imágenes de la Virgen de Guadalupe y el Niño. Muchas familias vienen en este día especial a la Basílica de Guadalupe. El lugar se ha escogido como un símbolo de la maternidad. Aquí hay varios grupos de mariachi y orquestas que interpretan Las Mañanitas en honor de la Virgen y de todas las mamás.

El Día de las Madres está considerado un día importante y trascendente. Muchas familias celebran a las mamás con un desayuno o un almuerzo. Generalmente, el menú consiste en comida popular, como tamales y atole. Las mamás reciben regalos, tales como espléndidos ramos de flores, dulces y otros bonitos presentes. Los hijos pequeños muestran su afecto a su mamá con regalos que ellos elaboran en la escuela o en su casa. Mediante ellos, los niños expresan a su mamá lo importante que es para ellos y el gran amor que le tienen.

También se recuerda y venera a las mamás que ya fallecieron, y se visita sus tumbas. Frecuentemente, este día las mamás de niños y jóvenes desaparecidos marchan y protestan demandando al gobierno que encuentre a sus hijos.