Cada año el 10 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo. Es un día dedicado a destacar la importancia de la ciencia en y para la sociedad. Se considera que la ciencia, la paz y el desarrollo están íntimamente relacionados. El evento subraya la importancia y relevancia de la ciencia en nuestra vida diaria.

Uno de los objetivos de este día es destacar el papel de la ciencia en la sociedad y la necesidad de involucrar al público en general en debates sobre temas científicos nuevos. Vincular la ciencia con la sociedad asegura que los ciudadanos estén informados de los acontecimientos en la ciencia, y amplía nuestra comprensión del notable y frágil planeta en el que vivimos. Esto hará que nuestra sociedad sea más sustentable.

Los objetivos del Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo son:

1. Fortalecer la conciencia pública acerca del papel de la ciencia en las sociedades pacíficas y sustentables.

2. Promover la solidaridad nacional e internacional para que la ciencia compartida entre las naciones.

3. Renovar el compromiso nacional e internacional para el uso de la ciencia en beneficio de la sociedad.

4. Llamar la atención acerca de los desafíos que enfrenta la ciencia y elevar el apoyo al esfuerzo científico.

De acuerdo con Audrey Azoulay, Director General de UNESCO, Este Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo 2018 la UNESCO insta a todos a ejercer su derecho humano a participar y beneficiarse de la ciencia. Este derecho está consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que celebra este año su aniversario número 70, pero sólo cuando usamos este derecho para adherirnos y apoyar los esfuerzos científicos es que podemos transitar a una ciencia más fuerte y reforzar la cultura científica en nuestra sociedad.

El tema para 2018 es La Ciencia, un Derecho Humano.