Es difícil ser un emprendedor y desgraciadamente el fracaso es un riesgo natural para ellos. Las causas para el fracaso son muchas, así que vamos a hacer una lista de las más frecuentes con el fin de prevenirlas y evitarlas.

Los emprendedores tienen una buena idea pero no conocen el mercado. A menudo los emprendedores desarrollan una buena idea, pero no saben si el mercado la va a aceptar o a rechazar, ni saben quiénes son sus competidores. A veces no son capaces de ver lo que todos los demás ven, y eso les impide ver el éxito.

Los emprendedores no tienen suficiente experiencia en negocios. Con frecuencia se apoyan en amigos para construir una empresa y no saben cómo evaluar sus habilidades, conocimientos y experiencia. También ocurre que fracasan porque no pueden diferenciar entre los inversionistas y los socios disciplinados que trabajan duro.

Los emprendedores no consiguen fondos suficientes. Para tener éxito en el arranque se debe contar con fondos adecuados, en el momento adecuado, y por el monto adecuado. La línea de tiempo de la captación de fondos es muy importante. Los inversionistas deben saber cuánto dinero se necesita para cumplir con las metas. Los inversionistas necesitan información adecuada y oportuna, especialmente si planeas seguir pidiéndoles dinero.

Los emprendedores esperan resultados mayores que los realistas. Un plan de negocios deficiente los lleva a esperar mejores resultados que los que pueden obtener. Y a veces, durante el proceso de arranque, quedan decepcionados si los resultados que obtienen están por debajo de sus expectativas.

Los emprendedores no se unen con los socios adecuados. No elegir a los socios convenientes es como andar con la gente equivocada. El resultado son malas comunicaciones, y diferentes compromisos y expectativas.

Los emprendedores no alcanzan las ventas esperadas. Las ventas en la etapa de arranque son fundamentales. Los emprendedores deben obtener ventas a los clientes adecuados, en el momento adecuado, por el precio correcto, con incrementos al ritmo adecuado. Las limitaciones en esta área son una causa frecuente del fracaso de las empresas en la etapa de arranque.

Conocer las causas más frecuentes de fracaso te ayudará a
convertirte en un emprendedor exitoso.