El uso de uniformes siempre se ha asociado como forma de pertenencia a un grupo social concreto, sin embargo, hoy en día su importancia en nuestra sociedad es más notable, debido a su impacto en relación a temas de marketing y comunicación empresarial.

Un poco de historia

Desde los inicios del hombre se ha usado indumentaria, ya sea para protegernos del frío o como símbolo, respondiendo principalmente a la necesidad de diferenciar las clases sociales y roles, naciendo así el uniforme, según el artista plástico y profesor de Historia de la Indumentaria, Daniel Louzao.

Se dice que con el desciframiento de la escritura occidental (3,200 a.C.), se tuvo registro de los primeros uniformes de la historia: el kaunake, falda realizada con mechones de piel de animal y el traje persa que usaban los guerreros.

El registro más temprano del uniforme tiene que ver con la guerra y con la religión. Fueron el ejército, dependencias de gobierno, colectivos religiosos y presos los que emplearon en primera instancia este tipo de vestimenta.

Sin embargo, los uniformes comenzaron a cobrar mayor importancia durante la Revolución Industrial, debido al cambio en las profesiones y modo de trabajar, el cual exigía indumentaria específica con ciertas funcionalidades.

El uniforme de hoy

Los uniformes han evolucionado, pasando de ser sólo un distintivo para cierto grupo o ropa de trabajo, a ser parte importante de la estrategia de mercadotecnia e imagen corporativa, ayudando a elevar las ventas, siendo éste el primer contacto visual que el cliente percibe.

El uniforme es marketing, un elemento importante de comunicación de la empresa.

Gracias al avance tecnológico se han creado materiales innovadores dentro de la industria textil y las empresas han dado más importancia a la imagen corporativa a partir de la vestimenta de los colaboradores. 

Atrás han quedado los uniformes aburridos y anticuados. La moda y este tipo de vestimentas no se pelean… las empresas responsables de su confección se preocupan cada vez más por la imagen corporativa, la moda, diseño y tecnicismo para cada sector.

Ahora, los uniformes son más cómodos, protegen al usuario, pero además se han modernizado, marcando tendencia, con diferentes cortes, colores y telas.

Sus poderes a través del tiempo

  • Colectivización, ayuda al sentido de pertenencia
  • Desindividualización, orden y jerarquía
  • Sentimientos y comportamientos en aquel que lo viste y del observador
  • Personalidad propia y notoriedad
  • Parámetros de identidad, orden y simbolismo

 

Si deseas conocer más del tema, te compartimos la nota completa realizada por el periódico La Vanguardia, aquí: http://bit.ly/PoderesUniforme

 

Queremos saber de ti. Cuéntanos qué opinas de los uniformes y qué sentimientos generan en ti. Gracias por leernos, ¡hasta la próxima!

¿Te gustó?, Regálanos un like:

    0 likes