Uniformes para los empleados: usarlos o no usarlos, esa es la cuestión. Algunas de las marcas más importantes del mundo ofrecen atuendos distintivos para sus empleados. Ahora bien, ¿considerarías adoptar la misma política para su negocio? Hay muchos beneficios, sin embargo, debes considerar los pros y los contras de hacerlo. Analiza los siguientes puntos antes de decidir introducir —o no— uniformes en tu organización.

Pros del uniforme

Beneficios de marketing. Hay varias consideraciones de publicidad y posicionamiento de marca acerca si tus empleados deben usar uniformes de la compañía. Por ejemplo, cuando están de camino al trabajo, salen a almorzar o van de regreso a casa, exhiben el logotipo y los colores de la empresa ante muchos clientes potenciales. Esta es una técnica de marketing en sí misma, que incrementa la imagen de tu marca en la mente de la gente.

Identidad. Hay muchas industrias en las que el personal interactúa con los clientes como parte del trabajo —el comercio de menudeo es un ejemplo —. A los clientes les ayuda a encontrar al personal que los puede atender si usan ropa que identifiquen con el nombre de la compañía. Los uniformes, por lo tanto, crean identidad. Ten en cuenta que los empleados que usan el uniforme de la compañía agregan profesionalismo a tu negocio.

Espíritu de equipo. Los uniformes crean un espíritu de equipo. Recuerda que los equipos deportivos llevan el mismo atuendo. Los que usan la misma ropa se identifican fácilmente entre sí y trabajan colectivamente. Tu beneficio es una fuerza de trabajo enfocada y cohesiva, que conduce a una mayor productividad y un mejor rendimiento.

Contras del unforme

Mal desempeño. El uniforme debe ser adecuado para el trabajo que realizan los empleados. Por ejemplo, las mangas holgadas de una camarera pueden mojarse en la comida de los clientes. Esta ropa se manchará y los clientes y empleados estarán insatisfechos. Usar uniformes no es sólo escoger una prenda y bordar el logotipo de la empresa. ¡Implica hacerlo de manera que los empleados puedan hacer su trabajo correctamente!

Gasto. Dar a los empleados un uniforme durante para todo el año no es suficiente. Los uniformes se ensucian como cualquier otra prenda, y tienen que ser lavados, por lo tanto, los empleados necesitan al menos dos piezas. También, dependiendo de tu lugar de negocio, considera las estaciones del año. Mientras que en el verano está bien una camisa tipo polo, de marca, una camisa de manga larga es más adecuada para el invierno. Es posible que tengas que gastar más dinero en ropa diferente para condiciones de trabajo distintas. Aunque esto podría parecer un poco caro, siempre tendrás el beneficio de descuentos por compras de volumen.

Falta de individualidad. A algunas personas no les gustan los uniformes porque consideran que reducen su individualidad y su derecho a expresarse. Una política de uniformes puede causar resultados adversos entre dichas personas. Algunas personas desean mantener su unicidad y argumentarán el uso de sus joyas o maquillaje. Esta actitud adversa podría conducir a fricciones entre el personal y la administración, lo cual no es bueno para el buen estado de ánimo y la productividad.

BIGBANG te puede ayudar a tomar la decisión correcta.
Visita nuestra página web en BIGBANG Corporate Apparel.

¿Te gustó?, Regálanos un like:

    8 likes