No importa dónde te encuentres en el mercado laboral —empleado, buscando empleo o una promoción— hay algunas cosas que puedes hacer para alcanzar tu meta. En la vida diaria, frecuentemente lo que te pones no indica quién eres. Sin embargo, en el ambiente profesional lo que te pones puede influenciar fuertemente a los gerentes que buscan personal, y lo que vistes muestra tu interés en un puesto. Sin importar tu puesto actual, vístete de acuerdo con el puesto o la promoción que estás buscando.

Vístete como si buscaras una promoción. Digamos que buscas una promoción que te brindará mayor responsabilidad y beneficios en tu empresa. Un buen desempeño en tu puesto actual es importante, pero no es todo. Para verte como un profesional que desea avanzar debes vestirte como si ya lo fueras. Piensa como si ya estuvieras en ese puesto y siéntete realmente así. Un atuendo profesional que vaya de acuerdo con el puesto creará la sensación de que ya lo ocupas, cambiará la forma en que actúas, hablas y te comportas. Esto producirá acciones positivas y productivas que no pasarán desapercibidas.

Vístete para alcanzar tu meta. Si no estás satisfecho con tu trabajo actual y buscas empleo en otro lugar, empieza por vestirte para alcanzar tu meta. Te ayudará a tener la sensación de que ya tienes el trabajo, influenciará tu comportamiento y mejorará tu productividad en el campo de tu carrera. Mostrará tu sentido de profesionalismo y deseo de ocupar el puesto a los gerentes que toman la decisión. Busca un estilo más profesional que el que tienes en tu puesto actual. Vestirte profesionalmente muestra que pones cuidado a todos los detalles, así como el tiempo y el esfuerzo que dedicas y lo mucho que te interesa el puesto.

¿Te gustó?, Regálanos un like:

    5 likes