El éxito no se logra de la noche a la mañana. Exige tiempo, esfuerzo, determinación, sacrificios, afrontar retos y seguir sin rendirse. Será necesario intentar varias veces aquello que no funciona, encontrar nuevamente el propósito inicial si te sientes perdida, descansar, y sobre todo disfrutar el proceso, celebrando tus pequeños logros.

Recuerda que la percepción de éxito puede ser distinta; es normal, válido y aceptable.

Para algunas mujeres pensar en éxito puede significar el puesto de sus sueños, mucho dinero, para otras tener una familia hermosa, para otras ayudar a los demás a través de actividades filantrópicas, para otras viajar por el mundo, y para algunas otras obtener mayores grados académicos, por mencionar algunos… en fin, cada mujer es distinta y sus propósitos también.

Sin embargo, hay algunas prácticas que aplican para todas.

Te compartimos nueve hábitos que te harán una mujer exitosa, ¡LO MERECES!

  1. Invierte en tu desarrollo personal: ve más allá de tus propios límites. Sal de tu zona de confort, busca maneras de aprender, crecer y sé la mejor versión de ti misma.  
  2. Termina lo que comienzas: las cosas sin terminar son fugas de energía, roban tu atención y desaniman. Enfócate y cierra ciclos cada día. Esta actitud te ayudará a cumplir con los objetivos que te planteas.
  3. Fija objetivos: conecta contigo misma y descubre cuáles cosas realmente te interesan. Plantea objetivos y tenlos siempre presentes; esto te permitirá moverte en la dirección correcta y conseguirlos.
  4. Planea: planear tu día te ayudará a tener un día más organizado y a lograr aquello que tienes por hacer. Persiste y acostúmbrate a una vida ordenada… verás que si comienzas a planear cosas pequeñas será más fácil planear el camino hacia las grandes aspiraciones.
  5. Toma acción: muchos sueños no se logran porque no se materializan. Da el primer paso hacia tu meta, luego el segundo y así sucesivamente, hasta que lo consigas.
  6. Persiste: siempre habrá obstáculos, es normal, serán parte del proceso, pero será tu tarea dominarlos y no que ellos te dominen a ti. Los obstáculos te harán crecer y una vez que los superes te harán sentir doblemente feliz y orgullosa de ti misma.
  7. Enfócate en una cosa a la vez: la realidad es que nuestro tiempo, dinero y energía son limitados, y no es por falta de capacidad, probablemente podamos hacer muchas cosas a la vez, pero la recomendación es enfocarnos en una sola actividad, darle toda nuestra atención por un periodo de tiempo establecido y hacer que funcione bien.
  8. Celebra y descansa: no somos robots, ni máquinas. Tendrás que descansar e incorporarlo en tu estrategia y rutina, para que te recuperes y ayudes a que mente y cuerpo funcionen correctamente, en estado óptimo y con energía. Siéntete satisfecha contigo mismo, aprecia lo que has hecho y lo que poco a poco vayas logrando.
  9. Agradece: esta pequeña, pero poderosa práctica te pone en un estado mental positivo y te ayuda a sentirte satisfecha. Es una manera de demostrar que estás lista para más. Deja de quedarte y comienza a dar las gracias y valorar aquello que has logrado.

 

Decálogo de una mujer exitosa

  1. Me conozco a mí misma
  2. Me amo a mí misma
  3. Vivo el presente
  4. Actúo en positivo
  5. Soy apasionada
  6. Me preparo
  7. Empodero a otros
  8. Reconozco mis virtudes
  9. Digo NO
  10. No me juzgo

 

No olvides que parte muy importante e indispensable para lograr el éxito es la confianza en sí mismo, no seas tan dura contigo misma cuando las cosas no marchen como lo esperas y no te desanimes.

Alcanzar nuestros propósitos será retador y muchas veces podemos perdernos en el proceso. No olvides reencontrarte, desconectarte y volver a enfocarte. Cuando las cosas son para ti, SUCEDEN.

Te deseamos mucho éxito, pero sobre todo realización personal. Encuentra ese punto donde tu alma esté en equilibrio y seas muy feliz. Nuevamente lo decimos, ¡LO MERECES!  

 

Gracias por leernos, ¡hasta la próxima!

¿Te gustó?, Regálanos un like:

    27 likes