Cuando no sabes cómo vestirte para un evento importante, ya sea personal o de negocios, hazlo en azul. Es el color más favorecido universalmente y, por lo tanto, el más seguro de usar. El azul genera confianza, honestidad y confiabilidad. También ayuda a crear lealtad. Por otro lado, el azul indica confianza, fiabilidad y responsabilidad. Genera la comunicación uno a uno en lugar de la comunicación en masa. Inspira sabiduría e ideales más altos, pero también es conservador y predecible.

Fisiológicamente, el azul calma, reduce la tensión y el miedo. Disminuye la frecuencia del pulso y reduce el apetito. Al ser un color fresco crea una sensación de espacio. El azul agrega fuerza y unidad, y es terapéutico para la mente y al cuerpo. Brinda armonía a la palabra hablada.

El azul funciona bien en el mundo corporativo y a menudo se utiliza en los negocios más conservadores como firmas de contadores, compañías de seguros, bancos y otras empresas financieras donde la confianza y la confiabilidad son importantes. Las personas jóvenes en general ven el azul como un color relacionado con la madurez y el mercado de gente adulta, a menos que sea un azul eléctrico brillante, por supuesto.

Sin embargo, mucho azul puede llevar al aburrimiento, la manipulación o un aspecto rígido.