El pánico escénico suele mostrarse a través de un cuadro de ansiedad comúnmente ante situaciones sociales específicas, sobre todo cuando se tiene que realizar alguna actividad ante un número considerable de personas, que puede ser desde dar un discurso, cantar, actuar, bailar, o practicar algún deporte, entre otros escenarios.

Y aunque el pánico escénico sucede por diversos motivos, podemos destacar el miedo al rechazo, el miedo a sentirse evaluado o juzgado, o simplemente tener un mal desempeño y pasar por un momento incómodo, como quedarse en blanco, caerse, desmayarse o hasta vomitar, como lo hemos visto en muchas películas.

Todos estos miedos causan sufrimiento, angustia, desconcierto en las personas que los padecen, por ello, hoy en este artículo, en Uniformes BIGBANG, queremos compartirte las recomendaciones de Jeremy Donovan, organizador y conferencista de TEDx, así como vicepresidente de marketing de Gartner Inc., en su libro “Método TED para hablar en público”, para superar el pánico escénico al dar un discurso.

Donovan afirma que el miedo de hablar en público es algo real y universal, pero que afortunadamente existen consejos fáciles para manejar estos miedos.

  • Ensaya: el control del pánico escénico empieza con lo que haces mucho antes de la presentación. Antes de dar una conferencia, practica, ensaya, lo recomendable es hacerlo ante un escenario similar al menos tres veces.

Practicar varias veces te ayudará a familiarizarte con el contenido de la conferencia y hablar con seguridad y soltura, evitando que sólo lo memorices o parezca que lees un guion.

  • Toma el control de tu entorno: tal como los directores teatrales se aseguran que todo esté listo antes de que se alce el telón, los grandes conferencistas hacen lo mismo.

Llega temprano para asimilar o modificar la tecnología disponible y el espacio físico; comprueba el micrófono, realiza un pase de tus diapositivas, verifica que tu computadora funciona y las imágenes de presentan según lo previsto, valida si puedes moverte libremente por el escenario y planea cómo lo harás, imagina el recorrido, dónde parar, o si deseas cambiar la ubicación de algunos elementos como el pizarrón, el podio o el acomodo de los oyentes.

  • Llega con tiempo: adicional a los beneficios de tener tiempo para revisar la tecnología y el espacio físico, llegar con antelación a la conferencia, te brindará la oportunidad de entablar conversación con el público antes de comenzar, y si escuchas correctamente podrás incorporar sus historias a tu discurso, haciéndolo más poderoso y cercano.
  • Memoriza la introducción de tu presentación: aunque no es recomendable memorizar toda la exposición, es recomendable memorizar la introducción, eso ayudará a que comiences con el pie derecho y te dé más seguridad durante toda tu participación.
  • Aminora el ritmo y haz pausas: los oradores nerviosos suelen hablar muy rápido, por eso es recomendable realizar pausas, respirar honda y lentamente, ayudando también a que el público asimile el mensaje.

Por último, Jeremy Donovan recomienda practicar, practicar y volver a practicar, ya que afirma que leer gran cantidad de libros sobre impartir discursos en público no te hará un gran ponente. Será necesario ponerse frente un entorno crítico que proporcione comentarios y opiniones sobre el discurso y desarrollo del mismo.

Así como Donovan, en Uniformes BIGBANG te hacemos la invitación a dejar de leer y empezar a hablar, ya que la práctica te ayudará a superar estos miedos y pánico escénico que genera hablar en público, afrontándolos con mayor seguridad, naturalidad y por consiguiente tus resultados serán cada vez más excepcionales.

¡Mucha suerte y adiós pánico escénico! 

¿Te gustó?, Regálanos un like:

    5 likes