Date cuenta de que los vestidos de verano y sandalias ahora están fuera de lugar en la oficina o en una cena. Es otoño y hay nuevas tendencias estacionales. Ten esto en cuenta la próxima vez que vayas de compras ya que vas a estar haciéndolo para esta temporada o para la siguiente, si quieres empezar a prepararte para el invierno. La mayor parte de la industria de la moda se está preparando para las tendencias otoño/invierno. Sin embargo, la temperatura no ha bajado lo suficiente para un abrigo formal, ni para un guardarropa pesado de invierno.

Piensa en el look para el otoño. Planea tu guardarropa, haz la transición de la ropa para los picnics a la que necesitas para un paseo en el bosque y para sentarte junto a la chimenea. Los pantalones y las faldas cobran sentido especial en otoño ya que en esta temporada se pueden combinar con blusas de algodón o de seda y con prendas de estambre en un par de meses más o menos. También puedes pensar en telas más pesadas o en cuero para mantenerte caliente si quieres lucir tus piernas.

Un blazer puede también ayudarte a mantenerte sin frío cuando salgas a cenar; y tal vez más adelante en la temporada te servirá mejor una gabardina. Recuerda que el término shacket se utiliza para una camisa-saco —shirt-jacket—. Por último, cuando se sienta más el frío, a mediados de la temporada, se puede ir busca de un saco de otoño y un jumper de algodón forrado, lana o cashmere.